Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

¿Qué es una pérgola bioclimática?

El término bioclimático es cada vez más frecuente. En diferentes medios se hace referencia a él, pero esto no quiere decir que comprendamos bien qué es una pérgola bioclimática.

En el caso de las pérgolas bioclimáticas el término se refiere a la capacidad de regular de manera natural la temperatura del espacio que hemos creado.

Diferencias respecto a otro tipo de pérgolas

Esta capacidad es el rasgo distintivo de este tipo de pérgolas, pero también su mayor ventaja y atractivo. Las pérgolas clásicas son las que con una estructura básica de pilares y soportes crean una zona de cobijo. Área que se puede cubrir con distintos tipos de techumbre. Desde unos sencillos travesaños de aluminio o madera hasta unos sistemas de toldos, móviles o fijos.

Sin embargo, en las pérgolas bioclimáticas a la estructura base se le incorpora un sistema de lamas móviles. Gracias al movimiento de las lamas de aluminio, que pueden oscilar entre los cero y los 135 grados, se consigue regular la luz y el viento que pasa al interior de la pérgola.

Que es una pergola bioclimatica

Un espacio para disfrutar todo el año

A la hora de entender qué es una pérgola bioclimática también hay que tener en cuenta qué construimos con ella. Este tipo de cobertura para espacios abiertos permite crear una zona protegida de las inclemencias del tiempo de la que podremos disfrutar los 365 días del año.

¿Cómo es posible? Sencillo, porque el sistema de lamas nos da la posibilidad de orientar las lamas para que entre o no calor. Por ejemplo, una fresca tarde de otoño podemos abrir las lamas para aprovechar el sol y que su calor aumente la temperatura de la zona de descanso.

Si por el contrario es una cálida tarde de verano, lo que nos permite el sistema bioclimático es, por un lado, aprovechar la brisa y por otro, esquivar el sol. De esta forma podremos tener de forma natural un ambiente agradable para relajarnos.

Y este método natural de aprovechar el tiempo exterior se traduce en un ahorro de energía y de costes. Con una pérgola bioclimática tendrás un espacio siempre agradable y respetuoso con el medio ambiente.