Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Cubierta de pérgola bioclimática, características

Uno de los sistemas de protección para exterior más avanzados es la cubierta de pérgola bioclimática. Un modelo de techo a base de lamas de aluminio orientables que permite controlar el flujo de aire que entra el habitáculo para tener en todo momento un ambiente agradable. 

Una cubierta de pérgola para disfrutar todo el año del jardín

El objetivo de todas las pérgolas de jardín o terraza es habilitar un espacio que combine la sensación de libertad al estar al aire libre con la protección del viento y del sol. Los toldos retráctiles, los techos de vigas fijas o los de placas de cristal son muy prácticos, pero el sistema bioclimático va más allá. 

Su composición y prestaciones hacen de él la cubierta de pérgola más eficiente. Uno de sus rasgos distintivos son las lamas de aluminio orientables. Lamas que se solapan unas a otras y que permiten cerrar por completo el techo

Al ser lamas de acero se garantiza la impermeabilidad y la durabilidad de las mismas ya que este material soporta las inclemencias del tiempo sin oxidarse. La estanqueidad queda también asegurada porque la cubierta de pérgola bioclimática dispone de sistemas de canalización del agua de lluvia. Es decir, estas pérgolas están preparadas para drenar el agua a través de canalizaciones libres o por solera

Todo esto hace crear un espacio en el que es posible estar todo el año, sin importar la época del año ni las temperaturas. 

Control de temperatura y de ventilación

Como hemos señalado uno de los rasgos más importantes de las pérgolas bioclimáticas son las lamas móviles. De manera manual o mediante un sistema de motorización las lamas pueden variar su inclinación de 0 a 135 grados

De esta manera se logra que el flujo de aire que llega al interior sea siempre natural. Aire fresco que ayuda a tener una temperatura agradable y un ambiente sano.