Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

¿Pérgola de hierro o de aluminio?

Si te estás planteando instalar una pérgola en el jardín de tu casa de verano y te asalta la duda de qué es mejor, una pérgola de hierro o de aluminio, te contamos las ventajas e inconvenientes de cada opción.  

Pérgola de hierro, firmeza asegurada

Uno de los motivos para elegir el hierro como base de la estructura de una pérgola es la firmeza. El hierro es resistente, firme y con él se pueden hacer diseños de todo tipo. La resistencia del hierro es ideal para hacer estructuras de grandes dimensiones, tanto en altura como en ancho. 

Además el hierro encaja a la perfección con las casas de campo de estilo rural. Puedes escoger una línea sencilla con vigas y pilares rectos o puedes introducir trabajos de forja. Pilares torneados o con remates de forja, detalles para personalizar la pérgola o para hacerla más funcional con soportes para plantas.  

Pérgola hierro

Trabajos de mantenimiento

El mayor inconveniente de una pérgola de hierro es el cuidado que necesita. El hierro se oxida y al estar expuesto a las diferentes condiciones climáticas, sobre todo la lluvia, es fácil que se estropee. 

Esto supone un trabajo de mantenimiento casi de manera anual. Con lijado y pintura especial para protegerla y que permanezca en perfecto estado.  

Entonces, ¿pérgola de hierro o de aluminio?

La otra opción es una pérgola de aluminio soldado. Al igual que la pérgola de hierro la de aluminio es muy resistente. Sus estructuras son seguras y firmes, pero a diferencia del hierro el aluminio pesa muy poco

Pérgola hierro

La ligereza del aluminio es muy práctica y a esto se añade su alta resistencia. Es un material que no se oxida. Resiste sin problema la lluvia, el frío o el calor intenso sin que demande trabajos de mantenimiento o reacondicionamiento. Por tanto, la pérgola con estructura de aluminio gana puntos frente a la pérgola de hierro, pero los gustos mandan. 

Abrir chat