Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Cubiertas para pérgolas de todas las dimensiones

Una de las partes principales de una pérgola es la cubierta, las posibilidades son muchas ya que hay cubiertas para pérgolas de todas las dimensiones y de diferentes formas.

Elegir la que más encaje con sus gustos y necesidades puede ser una cuestión complicada para la que es aconsejable tener en cuenta distintas opciones. Uno de los aspectos por los que empezar es el lugar donde se va a colocar la pérgola una terraza o un jardín.

En las pérgolas de terraza tipo ático hay que tener en cuenta la altura y por tanto el viento. Por eso, las cubiertas para pérgolas deben ser o de un material resistente o tener la posibilidad de recogerse ante la llegada de ráfagas de viento.

Entre las cubiertas resistentes pueden estar las que están hechas con materiales fuertes, materiales como lonas u otro tipo de tejidos tupidos o elaborados especialmente para resistir golpes de viento o tensión. Estas telas permiten proteger del sol y de las inclemencias del tiempo, pero a la vez si se levantan fuertes rachas de viento se pueden recoger mediante un sistema automático o manual. Protegiendo así la pérgola de posibles roturas o desperfectos.  Además, con estos materiales se pueden realizar pérgolas de tamaños muy diversos desde pequeñas a grandes dimensiones.

Pero las cubiertas para pérgolas también pueden realizarse con materiales más sólidos y que permanezcan fijos en el techo de la pérgola. Este tipo de cobertura puede realizarse mediante listones o vigas de aluminio que den más solidez a la cubierta y que a la vez dejen pasar la luz y el aire. Otra opción en cubiertas para pérgolas es que sea completamente tupida y fija, es decir como un tejado, aquí los diseños pueden contribuir a darle un aire moderno y desenfadado, mientras que la estructura es sólida y firme.

En las cubiertas para pérgolas de jardín las opciones son similares. En este caso las cubiertas fijas realizadas con materiales sólidos parecen más adecuadas para situarlas junto a la casa, como un porche o cerca de una zona de baño; mientras que las pérgolas con cubiertas de tela con opción de recogido se pueden situar en cualquier zona del jardín.

Abrir chat