Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

Pérgola 3 x 3, un estándar

Cuando algo es útil, da buenos resultados y gusta, su uso se extiende. Es lo que ha pasado con la pérgola 3×3, una estructura que resulta práctica en diferentes entornos y ambientes.

Lo que la mayoría de las personas busca en una pérgola es tener un espacio semiprotegido que combine aire libre y la protección de un techo. Y todo esto sin que nos invada todo el espacio exterior del que disponemos.

Pérgola 3x3

Espacio para todo

Por eso la pérgola 3×3 resulta idónea para todo tipo de situaciones. Esta estructura se ha diseñado con un tamaño medio, ni demasiado grande, ni demasiado pequeño. Así se convierte en una estructura que permite tener un espacio amplio en el que se pueda instalar lo que más guste.  

Una pérgola 3×3 es un espacio estupendo para crear un comedor adicional. Hay sitio de sobra para poner una mesa grande, sillas y algún mueble auxiliar para tener todo a mano.

Si por el contrario la idea que tenemos para la pérgola es que sea un espacio de descanso, con una dimensión de 3 metros podremos diseñar un habitáculo con un sofá rinconera, con módulos y una mesa baja.

La pérgola 3×3 te brinda la oportunidad de dar un uso práctico a 3 m2 de tu terraza o jardín.

Dónde tú quieras

Al tener unas medidas estándar se puede colocar en casi en cualquier sitio. No hace falta que se disponga de un gran jardín o de un ático enorme. La pérgola de 3×3 cabe en espacios moderadamente amplios, permitiendo crear ambientes diferentes en un mismo espacio.

Pérgola 3x3

Diversidad al alcance de todos los bolsillos

Cuando hay que realizar una estructura a medida los costes son mayores. Sin embargo, al elegir unas medidas estándar para una pérgola estamos abaratando sus costes.

Pero que sea asequible no quiere decir que no exista variedad de estilos. Dentro de lo que se llama pérgola 3×3 las opciones son muchas. Se pueden diseñar pérgolas con postes de aluminio en forma de cilindro, cuadrado, rectangular y, por supuesto, en diferentes colores como negro, gris, blanco, vino o de imitación a madera.

A esta estructura se le pueden añadir acabados y accesorios diferentes que permitan personalizar la pérgola. Y para conseguirlo el tipo de techumbre es muy importante. Sobre todo si se elige como cobertura un sistema de toldos. Si se escogen diferentes colores y se combinan y se juega con la movilidad de las lonas se pueden crear espacios originales y únicos.