Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Pérgolas acristaladas, descubre su potencial

Uno de los atractivos de los porches es poder disfrutar de un espacio luminoso donde entra a raudales la luz natural. Una forma de conseguir este rincón especial es gracias a las pérgolas acristaladas, una fórmula perfecta con la que obtienes protección, claridad y máxima visibilidad. 

Aprovechar al máximo la luz natural

Entre los diferentes tipos de pérgolas con sus sistemas de cobertura, queremos destacar las pérgolas acristaladas. Una opción muy práctica para zonas de montaña, lluviosas, sombrías y frescas. 

En estas ubicaciones la cobertura de cristal es la fórmula perfecta para aprovechar al máximo las horas de mayor intensidad del sol y de luz natural. La instalación de pérgolas acristaladas trae consigo, entre otras, la siguientes ventajas: 

  • Más luminosidad en la zona del porche
  • Aumento de la temperatura tanto del espacio protegido como de la casa
  • Ahorro en los gastos de luz y calefacción 

Cómo son las pérgolas acristaladas

Una pérgola acristalada puede tener diferentes aspectos. Normalmente es una estructura de aluminio que cuenta con una cobertura a base de tramos de vidrio. De esta manera tienes un techo transparente que deja pasar toda la luz mientras te protege de la lluvia o el frío. Dependiendo de los gustos y necesidades el techo puede ser fijo o móvil. 

Y, si necesitas más protección, se puede añadir a la estructura cortinas de cristal, es decir paneles de cristal móviles que puedes abrir o cerrar para controlar la temperatura interior.  

Esta es la descripción básica de una pérgola de cristal, pero, como en todas las pérgolas, se pueden personalizar. La estructura de aluminio puede realizarse en diferentes grosores, con perfiles más anchos o estrechos, pilares cuadrados o redondos, curvos… Y en diferentes colores desde el clásico blanco o negro a tonos más originales como el verde oliva o el rojo buerdeos. 

La cubierta de cristal también puede tener diferentes aspectos. Un techo fijo o móvil  formado por grandes lamas de cristal alargadas o un techo con entramado de cuadrados de cristal. Resulta muy práctico añadir a este techo un sistema de toldos móviles que, en caso de necesidad o de demasiada intensidad del sol, se despliegan y proporcionan sombra.  

Muchas opciones para dar con el sistema de protección que mejor encaja contigo y con el entorno de tu casa. 

Abrir chat