Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

Pérgolas para coches y motos

Los coches y motos sufren mucho a la intemperie. Una manera sencilla y económica de resguardarlos es con pérgolas para coches.

Gracias a este tipo de estructuras podemos proteger los vehículos sin tener que realizar grandes obras y su consiguiente desembolso económico.

Qué hay que tener en cuenta

Instalar pérgolas para coches es un proceso rápido, pero para que sea lo más funcional posible es recomendable tener en cuenta una serie de aspectos.

Por ejemplo, si queremos proteger el coche de la fuerza de los rayos del sol que acaban por dañar la pintura, hay que observar bien la orientación con la que construimos la pérgola. De esta manera proporcionaremos más horas de sombra a los vehículos.

Lo mismo sucede con la lluvia. En zonas lluviosas la pérgola es una opción práctica para cuidar los coches y a la vez dar mayor comodidad a los conductores. En este caso hay que considerar el tipo de techo que ponemos. Lo más práctico es que sea de chapa o con vigas y cubierta de cristal o plástico. De esta manera tendremos una pérgola de gran resistencia y protección.

Otros aspectos

Otros aspectos que hay que valorar son el entorno en el que se va a instalar y los accesorios. Antes de empezar es importante observar el espacio donde vamos a colocar la pérgola. Hay que comprobar que posibles obstáculos naturales o arquitectónicos existen. Pueden ser árboles, inclinación del terreno, bordillos, desagües, cercanía de puertas o muros, etcétera.

Por otro lado, también hay que tener en mente los posibles accesorios para las pérgolas para coches y motos. Entre ellos el más habitual es la iluminación, pero hay que tenerla en cuenta para proyectar el cableado y las tomas de luz.

Dónde instalar pérgolas para coches y motos

Las pérgolas para coches y motos resultan adecuadas para distintas situaciones. Por supuesto, son una solución práctica en viviendas particulares. Sin tener la necesidad de construir un garaje, la pérgola protege los vehículos y permite acceder a ellos de forma cómoda y rápida.

Otra situación donde son muy prácticas es en un lugar de trabajo, como un centro de oficinas, almacén o una fábrica. Instaladas en la zona de parking permiten tener los coches protegidos del sol y la lluvia, a la vez que se asegura el rápido acceso.

Por último cabe destacar el valor añadido que suponen las pérgolas para coches y motos en restaurantes y centros comerciales. Ofrecer un parking con protección es un plus que mejora la calidad del servicio que se ofrece a los clientes y que habla bien de tu negocio.