Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Ventajas de las pérgolas cerradas para jardín

Disfrutar el máximo tiempo posible al aire libre. Esa es la mayor ventaja de las pérgolas cerradas, una protección a medida para poder pasar más rato con tu familia y amigos en tu jardín. 

La cuestión es saber qué tipos de pérgolas cerradas hay y cuál es la que mejor se adapta a lo que tú quieres. Pues bien, entre las diferentes opciones en pérgolas cerradas destacan:

  • Pérgolas con cortinas
  • Con toldos verticales
  • Pérgolas cerradas con puertas de cristal 
Pérgolas cerradas

Pérgolas cerradas con cortinas, un toque práctico y chic

Al plantearnos tener una pérgola cerrada está claro que lo que buscamos es tener más protección ante las horas de calor intenso o ante el fresco de la noche. Una manera de obtener esta protección puntual es mediante cortinas laterales. 

Un sistema de cortinas móviles que da la posibilidad de recogerlas o extenderlas según el momento y las preferencias personales. Además de esta ventaja, las pérgolas cerradas con cortinas dan un toque especial al conjunto. Ya las tengas extendidas o recogidas con un lazo o cordón ayudan a crear un ambiente confortable y acogedor.

Puedes escoger cortinas de diversos materiales y además puedes incorporar tratamientos especiales:

  • Cortinas de algodón
  • Lino
  • Gasa, tipo mosquitera
  • Opacas
  • Impermeables

Diferentes opciones que unida a la variedad de colores -blanco, crema o terracota- te permitirá crear en tu jardín un espacio de estilo ibicenco o con reminiscencias africanas.   

Toldos verticales para crear pérgolas cerradas 

Otra de las opciones para disfrutar de una pérgolas cerradas es mediante toldos o persianas laterales. Al igual que las cortinas te permiten tener el habitáculo abierto para disfrutar del sol y el aire fresco, pero también pueden bajar los toldos y tener más protección y privacidad.

Los toldos verticales pueden ser de lona, haciendo conjunto con los toldos de la cubierta superior o puedes combinar otros materiales como brezo, bambú o de madera

Puedes jugar con la altura del cierre y personalizar el espacio para darle un toque original y personal. 

Pérgolas cerradas con puertas de cristal 

Esta es una de las opciones más sofisticadas de disfrutar de unas pérgolas cerradas. Con el cerramiento mediante paneles y puertas de cristal se consigue un aislamiento mayor. La instalación de puertas de cristal plegables proporciona una solución de mayor hermetismo, permitiendo tener un habitáculo en el que se controla mejor la temperatura. 

Además las pérgolas cerradas con puertas de vidrio tienen un nivel estético más alto y desde el punto de vista de interiorismo resultan más elegantes

Diferentes opciones para diferentes gustos y necesidades. ¿Cuál es la que más te gusta?

Abrir chat