Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Ventajas de una pérgola de aluminio

Una pérgola de aluminio presenta muchas ventajas frente a otro tipo de materiales. Cuando se está pensando en instalar en el jardín o en la terraza una pérgola es normal que se valoren las ventajas que ofrecen los distintos tipos de materiales.

Una pérgola nos proporciona un espacio de protección ante el sol, ante el viento o el fresco que se levanta a primera o última hora del día y también puede actuar como refugio ante la lluvia. Es decir, está expuesta a las inclemencias del tiempo; por eso es muy importante elegir un material resistente que nos permita disfrutar de este espacio durante el máximo tiempo posible.

La pérgola de aluminio reúne muchas ventajas que la hacen ideal como instalación al aire libre, entre ellas se encuentran las siguientes:

  • Resistencia. Sin duda esta es una de las principales ventajas del aluminio. Este material tienen unas características que lo hacen ser muy resistente. Las estructuras de pérgola de aluminio son duras y firmes, aspecto que las hace ideales, por ejemplo, para soportar la vientos de cierta intensidad que pueden sacudir la estructura en la terraza de un ático o en una zona expuesta de un jardín.
    Pero la resistencia de este material no se refiere solo a la firmeza y estabilidad que aporta a la estructura de la pérgola, también hace referencia a que el aluminio soporta muy bien las inclemencias del tiempo como el viento, la lluvia o el sol intenso y no se deteriora ni oxida. Aspecto que ayuda a que una pérgola de aluminio permanezca durante mucho tiempo en perfecto estado de conservación.
  • Ligereza. La pérgola de aluminio es también un refugio para disfrutar del aire libre que resulta ligero y por tanto adecuado para colocarlo en lugares como terrazas y áticos. Puede parecer que al ser de aluminio, un material muy resistente, tendrá un gran peso, pero no es así, el aluminio es ligero, pero firme. Por eso se pueden realizar estructuras de grandes dimensiones, sin la necesidad de añadir muchos soportes y sin el miedo de sobrecargar el suelo con un peso excesivo.
  • Diseño. El aluminio permite realizar múltiples diseños. Una pérgola de jardín o de terraza no tiene por qué ser solo una estructura de “cuatro vigas”. Se pueden incorporar diferentes elementos para crear espacios originales con inclinaciones, curvas y, por supuesto, se pueden añadir elementos decorativos como soportes para plantas, celosías, jardineras, etcétera.
  • Fácil mantenimiento. Cuando se instala una pérgola lo que se busca es que nos resulte práctica y de fácil mantenimiento y con el aluminio se consigue. Este material, como se ha comentado antes, es muy resistente a las inclemencias del tiempo y a los envites del día a día, permaneciendo en perfecto estado y por tanto sin la necesidad de realizar mantenimiento frecuente. Esto se nota sobre todo en que el aluminio no se oxida, así no hay que lijar, pintar ni nada por el estilo.
Abrir chat