Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Descubra la comodidad de una pérgola motorizada

Una pérgola es sinónimo de descanso y disfrute con familiares o amigos. Para que las comodidades sean mayores descubra las ventajas de una pérgola motorizada.

La pérgola es una estructura sencilla e ideal para espacios como un jardín o una terraza que nos da protección ante los rayos del sol, el viento o la lluvia. Bajo ella podemos disfrutar durante más meses del aire libre sin tener que soportar las inclemencias del tiempo.

Modelos y formas de pérgolas hay muchas, aunque puedan parecer todas muy parecidas, en realidad cada una es única ya que se realizan a medida. El valor añadido que le proponemos es contar una pérgola motorizada. Las pérgolas más habituales cuentan con una cubierta superior de tela que puede ser lisa o con recogidos y también pueden disponer de toldos laterales.

Tener estos toldos fijos puede limitar el disfrute del espacio creado, ya que puede que al caer la tarde refresque y nos apetezca que nos den los rayos del sol directamente, o que comience a llover o hacer viento fuerte y temamos por el buen estado de los toldos. Para que esto no suceda lo más fácil es instalar sistemas de recogida de los toldos. Si bien estos mecanismos pueden ser manuales, no cabe duda que una pérgola motorizada es mucho más práctica.

Si a esta ventaja de poder decidir cuándo se extiende y cuándo se recogen los toldos, le incorporamos una motorización que los recoja de manera automática y sin esfuerzos, todo resultará aún más cómodo.

Estos tipos de estructuras pueden ser de distintos tamaños y se puede realizar una pérgola motorizada independientemente de sus dimensiones. Para ello existen diferentes modelos de motores que garantizan la efectividad y seguridad de su funcionamiento.

Con una pérgola motorizada se gana además del cobijo del sol y del viento, la tranquilidad de que podemos moverla sin esfuerzos y que podemos proteger mucho más los toldos para que su durabilidad sea mayor.

Abrir chat