Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Descubre las ventajas de una pérgola de acero

Madera, hierro, acero… ¿Qué material debo escoger para hacer mi pérgola? Si te estás planteando esta pregunta te invitamos a descubrir las ventajas de una pérgola de acero, un material altamente resistente, ligero y que te permitirá hacer un diseño totalmente personalizado.  

Pérgola de acero, ligera y resistente a la vez

Sin duda uno de los requisitos que buscamos en una pérgola es la firmeza; es decir, que la estructura sea estable y que resista los golpes del uso diario y las inclemencias del tiempo. Pues bien, una opción que pasa con éxito estas pruebas es una pérgola de acero. 

Escoger el acero frente a otros materiales como la madera o el hierro resulta aconsejable por varios motivos: 

  • Resistencia. Una pérgola de acero es una estructura muy firme y estable. El acero es un material muy fuerte que no se dobla ni resquebraja y que tolera la fuerza del viento sin problema.  
  • Ligereza de la estructura. Que el acero sea resistente no implica que tenga que ser pesado, de hecho una pérgola de acero pesa poco y esto la hace ideal para instalarla en terrazas de ático donde no conviene cargar la estructura. 
  • Bajo mantenimiento. Otra de las ventajas de una pérgola de acero es que requiere poca atención. Es un material que no se oxida y por tanto reclama poco mantenimiento y poco coste económico en reparaciones. 
  • Versatilidad. El acero es maleable y se pueden realizar estructuras de todo tipo.  

Personaliza tu pérgola de acero y da carácter a tu jardín 

En principio, una pérgola no es más que una estructura sencilla con un sistema de cobertura que nos protege de los rayos del sol y del viento. Pero podemos transformar esta estructura en un refugio con carácter propio, un espacio personalizado y práctico perfectamente integrado en el conjunto de nuestra casa. 

Y esto lo podemos hacer con una pérgola de acero. Como hemos mencionado el acero es maleable y resistente a la vez, así que podemos crear estructuras de grandes dimensiones, espacios a diferentes alturas, techos planos, a una o dos aguas… Los pilares pueden ser discretas columnas circulares o pilares cuadrados anchos. 

El tipo de cobertura es la que dará el toque diferenciador. En una pérgola de acero puedes poner un sistema de cobertura a través de travesaños o vigas de acero que creen un espacio ventilado y con luz natural. Otra opción es mediante toldos móviles o fijos que puedes personalizar con el tipo de tela, color, estampado, y acabados para darle un toque minimalista, un toque retro o más rústico rural. 

Por último puedes apostar por una pérgola de acero con sistema bioclimático en el que la lamas se orientan para controlar el viento y el sol y disponer así de una ventilación perfecta y siempre a tu gusto. 

Abrir chat