Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

Diferentes techos para pérgolas

Queremos estar el mayor tiempo posible en nuestra terraza o jardín, pero a veces el exceso de sol, el viento o la lluvia frenan nuestras iniciativas. Para combatir las inclemencias del tiempo lo mejor es conocer los diferentes techos para pérgolas que hay en el mercado.

Con un sistema de cobertura adecuado podremos sacar el máximo partido a la pérgola y disfrutar incluso todo el año de este espacio al aire libre.

Sol y sombra

Estar a la intemperie es maravillo, es una forma estupenda de relajarse y descansar. Sin embargo, no todo es disfrute. La fuerza del sol o un molesto viento pueden dar al traste con nuestros planes y tener que refugiarnos en casa.

Una manera sencilla de solucionarlo es decidir cuándo se quiere sol y cuándo se quiere sombra y para ello las distintas opciones de techos para pérgolas son lo más eficaz.

Opciones en techos para pérgola

Al hablar de techos para pérgolas hay básicamente cuatro opciones:

  • De lona
  • Madera
  • Obra
  • Aluminio

Los techos de lona son unos de los más demandados. Son prácticos y estéticamente ofrecen muchas posibilidades tanto de tipo de tejido como de colores y acabados.

Las opciones para diseñar un techo de pérgola de lona permiten hacer techos planos en los que la lona se coloca de manera recta y que con sistema retractil se estira o encoje dependiendo de la cantidad de sol o luz que se quiera.

Otra opción es la de los techos plegables. En ellos la lona se recoge en pliegues u ondas o simplemente se enrolla en un lateral.

Tradición

Una de las opciones más clásicas son los techos de madera. La calidad y confortabilidad que proporciona la madera permite crear espacios firmes, seguros y a la vez muy acogedores. Resultan muy apropiados para casas de pueblo o de ambiente rústico.

Para las personas que buscan solidez las pérgolas de obra son la solución más adecuada. Su firmeza está más que garantizada y además puede seguir el estilo arquitectónico de la casa e integrarse a la perfección en el estilismo.  

Aluminio móvil, tecnología al servicio del confort

Una de las opciones más novedosas en techos para pérgolas son los de aluminio. Este material es ligero y resistente a la vez. La opción más sencilla es realizar un techo de travesaños fijos en los que se juegue con el sol y sombra. También se puede diseñar un techo de lama de tipo veneciana en los que pasa el aire pero no la fuerza de los rayos de sol.

Y la opción con más prestaciones es la pérgola bioclimática. Elaboradas con lamas orientables entre los 0 y los 135 grados permite regular la cantidad de viento y sol que queremos que pase. La movilidad de sus láminas de aluminio permite disfrutar de la mejor protección y temperatura todos los días del año.

 Hay una pérgola para cada gusto y necesidad, ¿cuál es la tuya?