Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

Lonas para pérgolas de diferentes tipos y colores

Una pérgola en tu casa puede prolongar la vida de tu terraza o jardín durante muchos meses. Para disfrutar durante mucho tiempo de este espacio de desahogo y libertad es importante que tengas en cuenta los tipos de lonas para pérgolas que existen.

Lonas para Pérgolas

Tipos de lonas para pérgolas

Entre las distintas opciones para pérgolas están las pérgolas con cobertura de travesaños, las pérgolas bioclimáticas y las pérgolas con toldo o lonas.

Estas últimas son las más habituales ya que resultan muy prácticas porque permiten tener el espacio cubierto o descubierto según el momento de día y lo que apetezca. Además, gracias a la variedad de tipos de telas, de colores y de acabados los diseños pueden ser únicos y originales.

En cuanto a los tipos de lonas para pérgolas hay varias opciones, las principales son:

  • Acrílico
  • PVC
  • Screen
  • Microperforado

Las lonas de tejido acrílico son muy habituales, su alta resistencia y durabilidad hacen que sean las más extendidas en el mercado. La composición de las lonas acrílicas o sintéticas hace que sean toldos adecuados para zonas de mucho sol.

Además las características del tejido hacen que cuenten con cierta capacidad para repeler el agua y la suciedad, aspectos que contribuyen a prolongar el buen estado del toldo durante mucho tiempo. Con un cuidado adecuado puede llegar a los 7 ó 10 años de vida útil.

Las lonas de tejido PVC son las más recomendadas para el agua. Es decir, para cubrir una pérgola en una zona donde la lluvia es bastante común. La desventaja de este tipo de lonas es que no resultan demasiado buenas para el sol, porque se calientan mucho y dejan el espacio demasiado agobiante. Por otro lado, por las características del tejido no resultan con mucho estilo.

Las lonas de tejido screen son las que están hechas con fibra de vidrio con recubrimiento de PVC e incluyen microporos. Dada su composición resultan apropiadas para retener el calor, lo que permite disfrutar de un espacio protegido y agradable. Lo malo de este tejido es que es algo delicado y puede rasgarse con más facilidad que otros, sobre todo en los extremos.

Los toldos de tejido microperforados son los que permiten tener una mejor ventilación en la zona de la pérgola. Los poros dejan pasar el aire y la luz (no el calor) y crean un ambiente muy agradable. 

Tratamientos específicos

A los distintos tipos de lonas para pérgolas se les pueden añadir tratamientos especiales que aumentan sus cualidades. Por ejemplo, se puede incorporar efecto oscurecimiento para dar una mayor protección contra el sol o una protección específica contra los rayos ultravioleta.  

También existen tratamientos contra las algas y los hongos, es decir, un tratamiento fungicida, un repelente al agua o la suciedad.

Escoger el tipo de lona estará por tanto relacionado con la función que queramos darle a la pérgola y con la situación geográfica y la climatología.