Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Los riesgos de comprar pérgolas online

La venta de productos en la red gana adeptos de manera exponencial. Cada día más negocios ofrecen sus productos a través de internet porque es una carrera en la que si no participas te pierdes de tus competidores. En el campo de las pérgolas también la venta en la red está creciendo, pero antes de participar en ella es importante conocer los riesgos de comprar pérgolas online.

No todo son ventajas

Es cierto que las compras online reúnen muchas ventajas. Desde cualquier lugar a través de un dispositivo móvil podemos adquirir un producto visitando diferentes tiendas y conociendo diversos productos sin tener que desplazarnos físicamente.

Podemos comprar cosas en cualquier parte del mundo, buscar ofertas y lo que elijamos lo tendremos pocos días después en nuestra casa.

Pero ¿es siempre así de sencillo y perfecto?

Riesgos de la comprar pérgolas online

Lo cierto es que no todo es tan bonito sobre las compras en la red. Por eso, conviene estar alerta y tener mucho cuidado para que no nos engañen.

Uno de los mayores riesgos de comprar en internet es que el producto seleccionado y el que recibimos no sea el mismo. Nosotros escogemos unas calidades, dimensiones, mecanismos y acabados y cuando nos llega la pérgola a casa y comenzamos a ensamblarla empiezan las decepciones.

En las pérgolas online puede que las dimensiones no sean las correctas y una pequeña variación puede afectar mucho, ya no solo en el tamaño general, sino que se puede dar el caso de que las piezas de la estructura no tengan los mismos tamaños y el conjunto quede desequilibrado o imposible de montar.

Con ello comienza un tira y afloja con el vendedor para reclamar el producto correcto y las calidades elegidas o, en su caso, el reembolso del precio.

Desventajas de no ver directamente el producto

Otro de los riesgos o desventajas de comprar pérgolas online es que no vemos el producto y los materiales con los que se ha hecho hasta que llega a casa. A través de las páginas de las empresas vemos y escogemos los diferentes modelos, los materiales, calidades, colores y prestaciones. Pero ¿qué pasa cuando por fin llegan casa?

Uno de los riesgos es que puede ser mucha la diferencia entre lo elegido y lo que llega. La desilusión puede ser, por ejemplo, por la textura, calidad, color y tratamientos de la tela del toldo. Pero también por la firmeza de los pilares o vigas de la estructura o por los sistemas y mecanismos que controlan el movimiento del sistema de cobertura.

Elegir bien

Para que esto no suceda hay que prestar mucha atención al elegir dónde compramos. Comprobar de detrás de la imagen hay una empresa seria y fiable y, si es posible, contactar con ellos para tener una trato más directo y personal.  

Abrir chat