Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Mi pérgola, el diseño y funcionalidad que quieres

Si eres de los que quiere salir al jardín y decir satisfecho “esa es mi pérgola”, adelante, sigue leyendo y descubre distintas opciones para personalizar tu pérgola y disfrutar de un espacio único donde compartir momentos inolvidables con los tuyos.

En cuanto a la estructura de la pérgola, te recomendamos el aluminio. Es un material fuerte y ligero a la vez que te va a permitir realizar todo tipo de diseños. Puedes hacer pérgolas pequeñas o de grandes dimensiones, en ambos casos vas a tener una base firme que va a resistir sin problema los trasiegos del día a día y los envites del tiempo. 

Además, recuerda que el aluminio no se oxida, por lo que el mantenimiento es poco y barato. 

Las cubiertas de toldo, una apuesta segura y con clase

Una vez que sé cómo quiero que sea el tamaño y forma de mi pérgola, debes pensar en la cubierta. Un techo plano o inclinado. Esta última opción suele encajar en pérgolas adosadas a la pared que actúan como un porche de obra pero con las ventajas de una cubierta más ligera y versátil.  

Las pérgolas de techo con toldos pueden ser de toldos fijos o móviles. La pérgola con techo fijo es práctica pero debe escoger una tela que permita una buena ventilación, que deje pasar el viento para que no te axfisies bajo ella y que no cree succión. El mejor tejido es el microperforado y puedes disponer de él en diversos colores: tonos blancos, beige, naranjas o grises. 

Más versatilidad con toldos móviles 

La otra opción para mi pérgola es un sistema de toldos móviles. Puedes escoger entre un techo liso que se recoge en un rollo o un techo con ondas. Las dos opciones permiten decidir la cantidad de luz, sol o sombra que se quiere para cada momento. También puedes regular la temperatura y tener un habitáculo siempre agradable para tomar un refresco o cenar en familia. 

Como en los toldos fijos, vas a tener un montón de opciones en cuanto a tipo de tejidos, tratamientos disponibles como impermeabilidad, antihongos o protección rayos UVA. Y lo mismo con los colores, lisos, estampados… Muchas posibilidades para hacer de tu pérgola un espacio único. 

Mi pérgola para todo el año 

Si lo que buscas es aprovechar la pérgola todo el año sin importar la época del año que sea y el tiempo que haga, necesitas una pérgola bioclimática

Son las pérgolas más completas del mercado que gracias al sistema de lamas de aluminio orientables, permiten regular la temperatura del interior e incluso crear una cubierta totalmente aislada. 

Además, recuerda que tanto las pérgolas bioclimáticas como las de toldos pueden automatizarse para mejorar su manejo y funcionalidad.