Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

3 motivos para poner pérgolas impermeables

Vivir en una zona lluviosa no quiere decir que no puedas disfrutar de una tranquila tarde en la terraza de tu ático, en el patio o tu jardín, solo es cuestión de instalar pérgolas impermeables que garanticen la comodidad de ese espacio interior. 

Si te preguntas por los motivos por los que decidirte a instalar pérgolas impermeables piensa en estos:

  1. Mayor confortabilidad
  2. Más tiempo de uso
  3. Mayor durabilidad

Tipos de pérgolas impermeables que puedes escoger

Al hablar de pérgolas impermeables la primera distinción que hay que hacer es en cuanto a los materiales. Principalmente puedes disfrutar una pérgolas impermeables de:

  • Lona 
  • Placas de policarbonato

Las pérgolas de lona son, quizás, las más habituales. Son pérgolas normales con la peculiaridad de que la lona tiene un tratamiento especial de impermeabilidad. Suelen ser telas de PVC que repelen el agua y garantizan así un espacio seco. Además estas toldos pueden incorporar tratamientos extras contra algas y moho para aumentar la seguridad y la durabilidad de las telas. 

La otra opción son las pérgolas impermeables con placas de policarbonato. Su efecto es como el de unos cristales pero con la ventaja de que son más resistentes a los impactos, menos delicados y, por lo tanto, más seguras y prácticas. 

Estas pérgolas impermeables tienen unas estructuras ligeras que ayudan a diseñar pérgolas de grandes dimensiones. Y, por otro lado, al ser traslúcidas favorecen la entrada de luz natural que en sitios nublados es un aspecto más a tener en cuenta. 

Ambos tipos de pérgolas suelen ir asociadas a estructuras móviles que, en el caso de los toldos permiten proteger más la tela y, por supuesto, tener la libertad de decidir cuánto sol y/o viento queremos. 

Pérgolas impermeables, sus ventajas

Para que queden claras sus ventajas podemos destacar que estas estructuras aumentan la confortabilidad del habitáculo. Incrementan la hermeticidad porque consiguen un aislamiento térmico que otras opciones no logran. 

A esto se añade una protección contra los rayos UV y que permiten disfrutar de una comida al aire libre aunque esté chispeando, lo que alarga los meses de disfrute

Y por último cabe destacar que las pérgolas impermeables son sistemas de protección de gran durabilidad, lo que significa que lo que se ha invertido en ellos queda muy pronto amortizado. En resumen, son prácticas y económicas

Abrir chat