Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Pérgola de lamas o toldo, pros y contras de cada opción

¿Qué instalo una pérgola de lamas o toldo? Esta pregunta es una de las más habituales cuando estamos pensando cómo debe ser la pérgola que vamos a instalar en nuestra terraza o jardín. Ambas opciones nos proporcionan protección solar y cobijo del fresco de las noches de verano, pero está claro que cada una tiene unas peculiaridades.

Pros y contras de una pérgola de lamas o toldo

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los dos tipos de cobertura se pueden instalar fácilmente tanto en la estructura de una pérgola independiente, que por ejemplo está situada en medio de un jardín, como en una pérgola adosada a una las paredes de la vivienda o de un muro delimitador de la finca.

Pérgola de lamas o toldo

La pérgola de lamas

Es la que forma el techo mediante la colocación de listones. Las opciones aquí son varias en cuanto a materiales y la colocación de las lamas.

En lo relativo al material las opciones más habituales son madera, hierro o aluminio. La madera es cierto que es muy bonita y que contribuye a dar un toque acogedor, pero hay que tener en cuenta que es un material más delicado que requiere más cuidado. Las maderas que se emplean para pérgolas tienen un tratamiento especial para soportar los cambios del tiempo, pero es inevitable que se sufran más y que, por tanto, haya que hacer un mantenimiento.

El hierro es menos delicado, pero también le afecta las inclemencias del tiempo y la lluvia puede acabar dañándole y apareciendo óxido. El aluminio se sitúa como el material con más ventajas. Es ligero, versátil, muy resistente y demanda poco cuidados.

Lo característico de las pérgolas de lamas es las opciones de colocación. Se pueden colocar fijas con separación entre unas y otras y dejar así que pase el sol y el aire y favorecer la buena ventilación de la zona de descanso. Pero también se puede diseñar una pérgola de lamas móviles. Es decir lamas de aluminio se mueven según se quiera dejar pasar el sol o se cierran para tener una mayor protección. Este mecanismo puede ser manual, pero lo habitual es contar con algún sistema de automatización que ayude a manejar y controlar la apertura y cierre. Sin duda la mayor ventaja de este sistema de lamas móviles es que ayuda a controlar la climatización de la zona. Gracias a este sencillo mecanismo se logra controlar la temperatura de manera natural sin tener casi que recurrir a ventiladores o estufas.

La pérgola con toldo

Es la que usa para la cobertura superior lona. El uso de este material permite tener creaciones originales y personales.

La ventaja que presenta este material frente a las lamas es que puede introducir colores, rayas, estampados… Además es fácil incorporar accesorios como flecos o cenefas que contribuyan a dar un toque personal a la pérgola.

También se puede jugar con la textura de las telas de los toldos y apostar por tejidos de tipo más rústico como tela de saco u otras telas más delicadas.

Otra de las opciones de las pérgolas con toldo es que se pueden diseñar para que la cobertura sea fija o de techo plegable. Con una pérgola de techo plegable se puede decidir cuánto sol queremos dejar pasar y qué temperatura es la que necesitamos para disfrutar de una comida o cena con amigos.

En cuanto a los contras que puede presentar este tipo de cobertura de pérgola, el mayor puede ser el cuidado de las telas. Por supuesto las telas son de máxima calidad, impermeables y con protección solar, pero al estar expuestas a la intemperie y a las inclemencias del tiempo pueden sufrir más que las pérgolas realizadas en otros materiales como el aluminio.

Abrir chat