Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

¿Un toldo para pérgola?

Quiero un toldo para pérgola, pero ¿qué tipo de toldo pongo? Parece una pregunta sencilla pero la verdad es que plantea sus dilemas ante las diferentes opciones que hay en el mercado.

La elección del toldo para pérgola está claro que tiene una parte muy importante relacionada con el gusto de cada persona y con el estilo que se quiera dar al jardín o a la terraza donde lo tenemos instalado. Pero no hay que basar nuestra elección solo en la estética, también hay que pensar en la función del toldo.

Para aunar todas las necesidades y acertar en la elección del tipo de toldo más apropiado para cada situación veamos las distintas opciones.

La función del toldo

Cuando instalamos una pérgola la intención es habilitar en nuestro jardín un espacio donde poder disfrutar del aire libre, pero a la vez estar protegido del exceso de sol, del viento o incluso de la lluvia. Para conseguirlo tenemos que elegir bien el tipo de tejido del toldo.

Cuando la principal función del toldo es proteger contra el sol, las lonas de tejido acrílico son las más adecuadas. La composición de estas telas evita que la fuerza del sol llegue al espacio interior y permite disfrutar de un ambiente agradable sin sofocos ni agobios.

Además, los toldos de tejidos acrílicos son muy fuertes y se desgastan poco, a la vez que son resistentes ante la suciedad y otras inclemencias del tiempo.  

Para jardines o terrazas donde puede haber fuertes rachas de viento los todos microperforados son los más recomendados. Gracias a los pequeños agujeros de la tela no se crea tanta succión con el viento, pero deja entrar el aire y la luz.

En zonas donde las lluvias pueden hacer acto de presencia con facilidad, el toldo para para pérgola más adecuado es el PVC. Su capacidad para repeler el agua permitirá tener una zona de descanso seca y cómoda y además se asegurará la durabilidad del toldo durante mucho tiempo.

Toldo recto, con ondas, enrollable…

No acaban aquí las opciones. Además de otros tipos de tejidos disponibles para toldos también hay diferentes posibilidades en cuento al sistema de recogido. Por supuesto se puede poner un toldo fijo, pero lo más habitual es que sea móvil y así decidir qué luz y sol se quiere.

Los sistemas más habituales son enrollables con tela lisa o los plegables mediante recogido en ondas. Y en cuanto a los colores, la paleta es muy amplia aunque los más demandados siguen siendo los colores claros en tono crudo, ocre, amarillo o con un toque más anaranjado. Pero también se pueden escoger colores vivos que den un toque alegre, divertido y moderno.