Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Pérgolas con cortinas, aumenta la protección de tu zona de descanso

Si estás buscando la forma de disfrutar durante más tiempo de tu jardín, piensa en las pérgolas con cortinas. Este complemento a una pérgola tradicional es una manera sencilla y eficaz de sacar el máximo partido a un espacio al aire libre, porque te permite adaptarlo a las necesidades de cada momento. 

Las ventajas de las pérgolas con cortinas 

Cuando instalamos una estructura de protección en el jardín lo que queremos es tener un refugio en el que podamos comer y tomar reposadamente un café aunque sea la hora de más fuerza del sol y lo mismo cuando cae la tarde y comienza a refrescar. Pero lo cierto es que una protección solo superior a veces no es suficiente. 

Por eso, las pérgolas con cortinas son la solución perfecta. Entre las ventajas que brindan podemos destacar tres:

  1. Control de la temperatura. Gracias a las cortinas puedes cerrar por completo el habitáculo o cerrar solo un lado. Olvídate de las incómodas corrientes de aire o de los abrasantes rayos de sol. Sencillamente echa las cortinas. Además podrás unir las cortinas con velcro o con cintas para sellar más el espacio y así podrás disfrutar  siempre de una temperatura adecuada a cada momento. 
  2. Espacio con intimidad. Otra de las ventajas es la privacidad. A menudo nuestro jardín linda con el de otros vecinos y a veces los setos o vallas no son suficientes. Hay determinados momentos como una cena romántica o una siesta en los que queremos más intimidad y cerrar la pérgola con las cortinas te la proporcionan. 
  3. Estilismo y personalidad. Las pérgolas con cortinas son además una estupenda manera de aportar carácter a tu casa. Al ser una pieza móvil puedes jugar con ellas extendiéndolas o recogiéndolas. Son un complemento perfecto para crear un ambiente acogedor y a la vez distinguido.
    Imagina el potencial de unas cortinas de lino en color crudo o blanco roto. Te ayudarán a crear un ambiente de tipo chillout o ibicenco, ambiente que puedes personalizar si añades a la decoración maceteros colgantes de macramé o una iluminación con farolillos. Un montón de opciones para crear un espacio original y único. 
Abrir chat