Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

Pérgolas cubiertas o protegidas

Las pérgolas cubiertas son una de las modalidades más demandas. Aunque existe la opción de instalar una pérgola cuyo sistema de cobertura sea solo con travesaños, lo habitual es buscar una mayor protección.

Y esta protección se consigue con un sistema de cobertura que abarque todo el espacio de la pérgola.

Tipos de pérgolas cubiertas

Para decidir qué sistema de cobertura es el que más te conviene lo mejor es conocer las distintas opciones.

Pérgolas minimalistas. Estas son pérgolas cubiertas solo por una lona recta. Resultan adecuadas para pérgolas de pequeñas dimensiones, donde el techo es de pocos metros o donde se han diseñado tramos reducidos.

La idea es que la lona lisa no se dañe por el viento y se rasgue o rompa. Si se hace diseña con pequeños cuadrantes que se combinan con diferentes colores, se puede crear un espacio original, alegre y divertido.  

Pérgolas con techo retráctil. Este modelo es uno de los más demandados porque resulta muy práctico. Consiste en un sistema de cobertura mediante lonas que se recogen o extienden según las necesidades o preferencias del momento.

Suelen ser un sistema enrollable que, de manera manual o automática, recoge el toldo y que permite dejarlo en distintas posiciones. De esta manera podemos jugar con la entrada de luz y aire.

En pérgolas de grandes dimensiones se pueden crear dos o tres tramos, de manera que los trozos sean seguros y fáciles de manejar y a la vez que permitan crear espacios y ambientes diferentes en una misma pérgola.

Pérgola de techo plegable. Este tipo de pérgola es muy similar a la retráctil, lo único es que en lugar de tener una cobertura lisa tiene ondas y se recoge por tramos o haciendo pliegues.

Al igual que la retráctil puede ser manual o automática y se puede variar el tramo de cobertura para tener más o menos protección.

Funcionalidad y climatización

Otra de las opciones en pérgolas cubiertas son las pérgolas bioclimáticas. Este sistema de cobertura es el más moderno y el que reúne más prestaciones.

El sistema bioclimático consiste de una cobertura mediante lamas orientables. De este modo se puede variar la posición de las lamas para controlar la entrada de aire y luz que queremos para cada momento.

Así tendremos la mejor climatización para nuestro espacio y de manera natural. Además la cobertura de las lamas es total, si se cierran la protección es completa y como son impermeables se puede disfrutar de ese espacio los 365 días del año.

Diseño a medida

Dentro de las distintas opciones de pérgolas cubiertas hay una amplia gama de colores, acabados y accesorios. De modo que se puede personalizar y tener un espacio único y personal.