Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

Pérgolas de obra no son muy recomendables

Para dar más vida y utilidad a nuestro jardín las pérgolas son la mejor opción. A partir de ahí se plantea la disyuntiva de si elegir pérgolas de obra o pérgolas de aluminio.

Aunque ambas cumplen con su objetivo de proporcionar sombra y refugio, las pérgolas de aluminio aportan más ventajas.

Pérgolas de obra versus aluminio

Los motivos por los que las pérgolas de obra resultan menos recomendables son varias. Uno de ello es el coste. Realizar pérgolas de obra entraña más gastos en cuanto al material y techumbre (habitualmente tableta y tejas) y dependiendo del tamaño puede ser necesario hacer una pequeña cimentación de los pilares.

Unido a este proceso de construcción está el impedimento de rectificar la ubicación. Una vez que se han hecho los pilares no se pueden mover o trasladar porque queramos la pérgola en otro lugar. Mientras que con una pérgola de aluminio variar la posición es algo factible.

Otro aspecto a tener en cuenta es la estética. Las pérgolas de obra son más grandes y su aspecto resulta menos rompedor, ligero y original que una pérgola realizada en aluminio.

Diseño personalizado

Frente a la rigidez de las pérgolas de obra, las realizadas en aluminio resultan más versátiles. Aunque estén firmemente fijadas al suelo, siempre resulta posible y más fácil cambiar su posición. Aspecto que da libertad de movilidad.

En cuanto al coste, las pérgolas de aluminio resultan más económicas, el aluminio no es un material caro y las opciones de techumbre tipo toldos o travesaños tampoco son tan caros. Es cierto que la opción de un sistema bioclimático es más costoso, pero tiene otras grandes ventajas.

Y es que las pérgolas bioclimáticas que se realizan con lamas orientables de aluminio permiten disfrutar de este espacio los 365 días del año. La movilidad de las lamas consigue tener la temperatura más adecuada a cada momento del día de manera natural. Además son herméticas y plenamente resistentes al agua.

En cuanto al estilismo, las pérgolas de aluminio permiten crear diseños únicos y originales. Se puede jugar con las formas, alturas, grosores de las columnas y colores de la estructura. Si a esto se añaden las múltiples opciones de toldos, tejidos, colores y sistemas de cobertura, podemos diseñar infinidad de pérgolas diferentes.

Cada una de ellas con un toque único que transmita personalidad a nuestro espacio de relax.