Pergolas de Aluminio

INSTALACIONES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Toldos, pérgolas, parasoles… y otras formas de protección solar

El sol nos encanta. Es fuente de vida, de alegría, de buen humor…pero también puede ocasionarnos problemas si no nos protegemos bien. Para disfrutar del sol con cuidado lo mejor es disponer de toldos, pérgolas y otras opciones de cobertura.

Elige tu sistema de protección

Las opciones que inundan el mercado son muchas, aunque para cada espacio hay un sistema de protección adecuado conviene tener en cuenta distintos aspectos.

Por ejemplo, los toldos y pérgolas son una de las soluciones más sencillas y prácticas para áticos y zonas de salida al jardín.

En los áticos los toldos y las pérgolas permiten crear una zona de cobertura que se fija a la fachada y que en ambas opciones se puede recoger o extender según se quiera o no sol. El toldo resulta muy práctico para cubrir espacios no muy amplios. Mediante los sistemas de brazos extensibles se puede proteger cómodamente una zona de varios metros cuadrados y cuando se decide disfrutar del sol el toldo se recoge por completo permitiendo la máxima libertad.

Al igual que los toldos las pérgolas también resultan muy prácticas en este entorno. Pero las pérgolas son más adecuadas para crear un espacio de protección solar de mayor tamaño. Gracias a los pilares se obtiene más estabilidad, pero como con los toldos mediante un sistema de cobertura retráctil se puede disfrutar del aire libre cuando se quiera.

Toldos para balcones

En el caso de los balcones el sistema de protección es el toldo. Gracias a los brazos extensibles se pueden inclinar o dejar totalmente verticales para una mayor protección y así lograr un ambiente más fresco en el interior.

Son muchas las opciones en cuanto a los tejidos: acrílico, PVC, microperforado, con tratamiento especiales… y lo mismo sucede con los colores o estampados.  

toldos pérgolas

Opciones para jardín

En un jardín se puede instalar cualquier opción de protección solar. La elección dependerá de para qué queramos el espacio. Si solo queremos un pequeño refugio momentáneo una buena opción es un parasol. Este sistema de tipo sombrilla  es muy cómodo y actualmente hay parasoles de grandes dimensiones que por ejemplo permiten proteger una zona para comer.

Pero si lo que queremos es una zona de sombra más estable lo más aconsejable son los toldos y pérgolas. Los toldos proporcionan una protección más eventual mientras que las pérgolas pueden convertirse en un tipo porche con la ventaja de que podemos jugar con la movilidad de los toldos.  

Abrir chat