Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

Toldo o pérgola. ¿Cuál es la mejor selección?

A todos nos encanta estar al fresco y relajarnos al aire libre, pero a veces la intensidad y fuerza del sol es demasiado y necesitamos sombra. Llegado ese momento es cuando nos planteamos un sistema de protección y llega la disyuntiva: toldo o pérgola.

Cualquiera de las dos opciones nos permitirá crear una zona protegida y de confort; sin embargo cada una de ellas tiene unos pros y contras que hay que valorar antes de tomar una decisión.

Toldo y pérgola, ventajas y desventajas

Cuando se busca un sistema de protección para una terraza o jardín una de las primeras opciones es el toldo. Es una fórmula sencilla y práctica de tener una zona de sombra en el momento que queramos.

La ventaja de los toldos es que se recogen fácilmente quedando guardados en un cajetín y dejando libertad de movimientos y de luz en la terraza o en la salida al jardín. Actualmente los toldos se pueden hacer de grandes dimensiones y cubrir muchos metros de fachada.

El sistema de brazos abatibles es seguro y firme y garantiza la seguridad de la zona de descanso. Además, en el caso de que la zona a cubrir sea muy grande se puede dividir la zona dos o más partes o se puede poner un refuerzo central.

Sin embargo, el toldo puede presentar también alguna desventaja. Esta suele estar relacionada con las dimensiones y con el viento. Cuando se instala un toldo grande y la zona es propensa a rachas de viento, el toldo puede moverse y tener una oscilación inquietante que obligue a recoger el toldo para garantizar la seguridad.

Pérgola seguridad y comodidad

Si se decide proteger un espacio exterior con una pérgola una de las mayores ventajas es que se disfrutará de máxima seguridad. Ya sea la pérgola de madera o de aluminio la resistencia de sus pilares y travesaños superiores es total.

La estructura es firme y una vez instalada puede soportar sin problema los evites más bruscos de tiempo. En cuanto al sistema de cobertura tampoco generará problemas. Si son travesaños fijos serán muy firmes y en caso de que la cobertura sea con toldos en caso de viento fuerte se podría replegar para evitar que sea dañado.

Pero en la valoración entre toldo y pérgola también hay que tener en cuenta el mayor inconveniente de la pérgola que es que su estructura es fija. En el caso de una terraza esto puede ser un incordio porque limita el cambio de mobiliario y el espacio.