Pergolas de Aluminio

  • 91 646 90 04

Una pérgola en pared

Cuando miramos las revistas y páginas de decoración una de las opciones que vemos para un jardín es una pérgola de pared. Y es que este tipo de estructura tiene muchas ventajas, veamos cuáles.

Motivos para escoger una pérgola de pared

Para tomar la decisión acertada sobre qué tipo de pérgola escoger, lo recomendable es pensar bien qué uso vamos a darle.

En la mayoría de los casos, queremos una pérgola para sentarnos tranquilamente bajo su cobijo y disfrutar de una comida, merienda o un momento de relax sin el inconveniente de los rayos de sol molestándonos.

Para esto la cercanía a la vivienda suele ser importante, así que instalar la pérgola en la pared de la casa resultará muy práctico. Además de crearnos un porche que se convertirá en una zona habitable más de la casa; tendremos una instalación firme y sólida al estar apoyada en el muro.

Un sinfín de opciones

Si ya has decidido que lo que quieres es una pérgola de pared, la siguiente decisión es cómo la quieres. Aquí las opciones son casi innumerables.

Existen diferentes materiales, sistemas de cobertura, colores, acabados y accesorios que te permitirán crear una pérgola de pared única.

Entre los materiales más comunes están el aluminio y la madera. Este último es cierto que resulta muy acogedor y que queda muy bonito, pero hay que tener en cuenta que demanda mayores cuidados porque la madera sufre más con los cambios de temperatura o la lluvia.

Sin embargo, el aluminio es un material muy duro, resistente y que da muchas posibilidades en construcción. Se pueden elegir columnas y pilares de distintos grosores e incluso que hagan figuras como curvas que apoyen en la pared de la casa.

Tu idea, una realidad

Lo bueno de una pérgola de pared es que te deja plena libertad para crear el porche que deseas. Puedes jugar con los materiales y combinarlos de mil formas para hacer realidad la idea que tienes en mente.

Puedes hacer una pérgola de pared tipo porche rústico con una cubierta solo de travesaños, que aunque sean de aluminio puede imitar el color y las molduras de la madera. Si quieres algo más moderno una pérgola con pilares de aluminio gris y una estructura de techo con acristalada puede quedar muy elegante y práctica.

Y, por supuesto, las pérgolas de pared con cobertura de lona con las distintas opciones de recogido como un toldo con ondas o techo retráctil de toldo liso.

Para los que buscan el disfrute de jardín todo el año las pérgolas bioclimáticas son la mejor opción. Con sus sistemas de lamas orientables se consigue una perfecta temperatura en cada época del año y además de manera natural.